Informe sobre Salud y Siniestralidad en el transporte por carretera.

Estos son algunos de los aspectos más destacados del Informe que El Sector Estatal de Carretera y Logística junto al Gabinete Técnico de la Federación Estatal FSC-CCOO ha elaborado.

Los accidentes en los que han estado implicados vehículos de mercancías son, proporcionalmente, de mayor gravedad que los provocados por otro tipo de vehículos». En 2018, los vehículos de mercancías estuvieron implicados en 19.037 accidentes de tráfico con víctimas, que causaron la muerte de 612 personas.

Trastornos

Los trastornos más frecuentes son musculoesqueléticos. Dolor de espalda y miembros superiores – Trastornos nutricionales, tales como obesidad y la diabetes- Trastornos metabólicos (síndrome metabólico, obesidad, hiper-colesterolemia)- Fatiga y somnolencia- Trastornos visuales (agudeza, campo visual, cromatismo, percepción de la profundidad y sensibilidad al contraste)- Síndrome de la apnea del sueño- Estrés crónico- Determinados tipo de cáncer (pulmón, vejiga, próstata).

Principales alteraciones en la salud

Las horas al volante exponen a los conductores profesionales a una serie de factores de riesgo para su salud. Las patologías más frecuentes son las siguientes:

1.- Problemas en las articulaciones o trastornos musculoesqueléticos provocados por posturas inadecuadas, manipulación incorrecta de cargas, sobreesfuerzos o la vibración.

2.- Exposición a agentes físicos, en especial, a niveles elevados de ruido y vibraciones. Los efectos del ruido pueden provocar cam-bios en la presión arterial y en la frecuencia cardíaca, el acelera-miento del pulso, variación de la respiración, etc. Las vibraciones pueden causar molestias como mareos, vómitos, dolencia en el oído, hernia discal, pinzamientos o trastornos de visión.

3.- Enfermedades derivadas por la exposición a agentes químicos como las patologías asociadas al aparto respiratorio. La exposición a humos de combustión diesel se han asociado al cáncer de pulmón y problemas respiratorios. (Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales; 2012)

4.- Riesgos psicosociales, como la ansiedad, los trastornos del sueño y el estrés, producidos por las fuertes demandas laborales (trabajo a turnos y nocturno, la exigencia de cumplir con los horarios de entrega), o por el aislamiento familiar y la dificultad para conciliar trabajo y vida personal.

Factores de riesgo en el sector del trasnporte por carretera

Los principales factores de riesgo que explican la alta siniestralidad laboral entre los conductores y conductoras profesionales se agrupan cinco categorías:

La condiciones laborales

El estado físico y psíquico

Características y manipulación de la carga

Estado del vehículo

Estado de las carreteras y circunstancias climatológicas

Trabajo a turnos y horarios exigentes. La evolución hacia «una sociedad 24 horas» implica la tendencia hacia horarios de trabajo atípicos y más flexibles como el trabajo a turnos, el trabajo en fines de semana, etc.; y, al mismo tiempo, combinado con una mayor exigencia en los plazos de entrega por parte del cliente. Estas circunstancias de trabajo generan un mayor nivel de estrés que se manifiesta en can-sancio, fatiga, trastornos del sueño y menor capacidad de alerta y control. Largas jornadas de conducción Los conductores y conductoras de largas distancia tienen un altísi-mo riesgo de sufrir un accidente de trabajo. Las investigaciones sobre accidentes y tiempo de trabajo indican que el pico de accidentes se da en jornadas de más de 55 horas (Linkalter, D.R. 1980). Si tenemos en cuenta que un conductor de larga distancia puede llegar a trabajar 60 horas semanales en cómputo cuatrimestral (según dicta el R902/2007 sobre jornadas especiales en el transporte por carretera), y contando los tiempos de espera puede llegar hasta 80 semanales, es acertado pensar que este colectivo de trabajadores sea presentado como uno de los más vulnerables. Precariedad laboral: temporalidad. El análisis sobre las cifras de siniestralidad y tipo de contrato nos ofrece una información reveladora: el personal temporal en el transporte por carretera tiene más del doble de probabilidad que el personal fijo de sufrir un accidente de trabajo. A partir de las cifras ofrecidas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, hemos podido conocer que la proporción de trabajadores temporales que sufrieron un accidente de trabajo durante 2018 fue de 8.622 por cada 100.000 trabajadores; sin embargo, en el caso del personal fijo, la proporción fue de 3.986 por cada 100.000 personas.

Conciliación de la vida laboral y personal.

Las largas jornadas (a veces son semanas fuera del hogar) y la irregularidad de los tiempos de trabajo hacen complicado el equilibrio entre lo personal y laboral. Esta circunstancia no solo genera estrés e insatisfacción, sino que también puede llegar a afectar profundamente al ámbito familiar y afecti-vo. Crisis familiares, aislamiento, soledad, son algunas de las consecuencias más duras a las que se enfrentan los conductores profesionales.

«El cansancio y la fatiga son los factores de riesgo más frecuentes entre los conductores profesionales». «Según cifras del Ministerio de Fomento, el 57,5 % de los accidentes de trabajo provocados por conductores de vehículos de mercancías se deben a la distracción, cansancio».

Características y manipulación de la carga

El transporte de mercancías peligrosas, así como las operaciones de carga y descarga suponen un alto riesgo de accidentes. Las consecuencias de una operación incorrecta con mercancías peligrosas son de diversa índole, como explosiones, incendios e infecciones; por no hablar de los riesgos medioambientales. En cuanto a la carga y descarga de mercancías, y no solo de mer-cancías peligrosas, debemos llamar la atención sobre la práctica cada vez más extendida de que estas operaciones sean llevadas a cabo por los propios conductores. Obviamente, esta circunstancia aumenta el riesgo de sufrir luxaciones, problemas musculoesqueléticos, así como, de provocar mayores niveles de fatiga y estrés.

Falta de áreas de descanso debidamente equipadas y segurasFaltan espacios públicos adecuados y seguros donde aparcar los camiones, y en donde los conductores y conductoras logren un correcto descanso. España se encuentra a la cola en cuanto a valoración de áreas de descanso junto con República Checa y Eslovenia, según reco-ge un estudio realizado por la Organización Europea de Aparcamientos Seguros (ESPORG). Sin embargo, Francia, Suiza o Croacia obtienen unos buenos resultados.

La situación de las personas mayores

Las habilidades para conducir se ven afectadas de forma progresiva con la edad, y en ocasiones, de forma acelerada por las elevadas exigencias psicofísicas y requerimientos del sector. Con el paso de la edad, se produce un deterioro del rendimiento psicomotor, caracterizado por la disminución de la precisión, del control del ritmo, de la coordinación de múltiples extremidades, del tiempo de reacción o de la velocidad de los movimientos. Estas circunstancias convierten al personal mayor que trabaja en el transporte por carretera en uno de los colectivos más vulnerables ante el riesgo de sufrir un accidentes o enfermedad grave.

La edad como factor de riesgo de siniestralidad, quedó demostrado en un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) en el año 2010. Este estudio demostró que los conductores profesionales mayores de 55 años presentan mayores tasas de incidencia de accidentes con consecuencias graves y mortales. Como podemos ver en la siguiente tabla extraída de esta investigación, la tasa de incidencia entre el personal mayor de 55 años en el transporte de mercancías por carretera es tres veces su-perior a la del personal con la misma edad en el conjunto de activi-dades económicas.

Entre las conclusiones se encuentran las siguientes:

Siniestralidad en el sector

Los índices de accidentes en el transporte por carretera, así como la gravedad de estos siniestros son significativamente superiores al del conjunto de actividades económicas. En cuanto a la gravedad, se observa que la tasa de incidencia en accidentes mortales es siete veces superior a la media de actividades. Cada mes la carretera se lleva la vida de 12 compañeros y compa-ñeras. Los conductores profesionales registran el número más alto de accidentes mortales y tienen una tasa de mortalidad 5,5 veces superior a la media.

Los accidentes de tráfico es el riesgo más grave al que se enfrenta el personal de la carretera. Para los conductores profesionales el riesgo de sufrir un accidente de tráfico mientras trabajan es ocho veces mayor que para la media de la población trabajadora. Según cifras sobre siniestralidad vial de la DGT, los vehículos de mercancías estuvieron implicados en 19.037 accidentes con víctimas a lo largo de 2018, que causaron la muerte de 612 personas. Los accidentes en los que han estado implicados vehículos de mercancías son, proporcionalmente, de mayor gravedad que los provocados por otro tipo de vehículos.

Principales alteraciones en la salud

Investigaciones médicas evidencian un mayor grado de enferme-dad en el colectivo de conductores profesionales que la población general, para algunas patologías.

Factores de riesgo

Condiciones laborales. Influyen en la calidad de vida y salud de los trabajadores:- Los ritmos acelerados de trabajo, las largas jornadas de conducción.- La precarización en general de las condiciones laborales. El personal temporal en el transporte por carretera tiene más del doble de probabilidad que el personal fijo de sufrir un accidente de trabajo. – Difícil conciliación de la vida laboral y personal. – Deficiencias en la aplicación de medidas de salud laboral. Estado psíquico y físico: el estrés y la fatiga. El 57,5 % de los accidentes de tráfico provocados por conductores de vehículos de mercancías se deben a la distracción, el cansancio, el sueño o la enfermedad.

Características y manipulación de la carga

La manipulación incorrecta de mercancías peligrosas pueden ser de diversa índole como explosiones, incendios e infecciones. La carga y descarga.

Propuestas de actuación

1. Introducir fundamentos sobre seguridad vial en los contenidos for-mativos de prevención de riesgos laborales. En este sentido debe ser reformulado el RD 1161/2001, por el que se establece el título de Técnico superior en Prevención de Riesgos Profesionales.

2. Reformar el Estatuto de los Trabajadores para introducir la seguridad vial, incluyendo la elaboración de planes de movilidad y la promoción del uso del transporte público, en el contenido obligacional de la negociación colectiva.

3. Realización de estudios sobre las patologías propias que afectan a la conducción profesional, en los que se tendrán en cuenta los efectos de determinados factores como turnicidad, trabajo nocturno, el sometimiento a ritmos acelerados, la toxicidad, etc.

4. Necesidad de colaboración entre los diferentes departamentos y administraciones en lo relativo a la investigación de los accidentes de tráfico. Es necesario que los procedimientos estadísticos de la DGT y del Ministerio de Trabajo sean compatibles para obtener unas estadísticas de siniestralidad homogéneas.

5. Impulsar la creación de un Observatorio de Seguridad y Salud Laboral para el transporte por carretera destinado a «elaborar, recopilar, analizar y difundir información relevante con la finalidad de conocer la evolución de los problemas de salud laboral y el estado del desarrollo del sistema de seguridad y salud en la carretera». El observatorio producirá información útil para las administraciones, los agentes sociales y los profesionales, que ayude a tomar decisiones estratégicas en los diferentes ámbitos de la seguridad y la salud en el trabajo, tanto en el campo científico como profesional, social o político. Hará un seguimiento de la evolución del sistema de seguridad y salud en el trabajo, orientado al análisis de las políticas y estructuras, los recursos y servicios, las prácticas profesionales y las actuaciones de los agentes sociales.

6. Vigilar de forma estricta la coordinación de actividades empresariales con especial atención a la relación entre empresas y el personal autónomo. Los cambios en el modelo productivo han llevado a una dispersión de los procesos, aprovechando las em-presas principales para externalizar aquellos menos rentables y/o

Informe sobre salud laboral y siniestralidad en el sector del transporte por carretera con más riesgos, como por ejemplo el transporte y distribución de sus mercancías. Las condiciones demandadas por las empresas a las subcontratas y el personal autónomo son cada vez más exigentes y condicionan tanto sus condiciones y organización del trabajo como sus políticas preventivas.

7. Incorporación de los accidentes in itinere en los índices de sinies-tralidad que actúan como requisito imprescindible para la obtención del «bonus» (reducción de cuotas por contingencias profesionales prevista en el RD 404/2010 y la Orden TIN/1448/2010).

8. Elaborar un protocolo de prevención específica del consumo de alcohol y drogas que formule los factores a tener en cuenta a la hora de conocer la dimensión y naturaleza del problema del consumo de alcohol y drogas en la seguridad vial laboral.

9. Puesta en marcha por parte de las diferentes Administraciones Públicas de campañas de información y sensibilización sobre seguridad vial laboral, elaboración de planes de movilidad a los centros de trabajo y promoción del transporte público.

10. Obligación de instalar tacógrafo digital en todos los vehículos industriales independientemente de su tonelaje.

11. Prohibición expresa con carácter general de carga y descarga de los vehículos por parte del conductor o conductora.

12. Establecer la jubilación anticipada de los conductores y conductoras profesionales a los 60 años de edad, y establecer coeficientes reductores a partir de los 55 años para anticipar la edad de jubilación en el sistema de la Seguridad Social (tal como viene especificado en el RD 1698/2011, de 18 de noviembre).

13. Construcción de Áreas de descanso equipadas adecuadamente y seguras. Las infraestructuras y recursos de estas áreas incluirían: vallas de seguridad, cámaras de vídeo-tv, guardas de seguridad, etc. Se necesitan construir áreas en las proximidades de las grandes ciudades, es decir, en los principales lugares de descarga.

14. Incorporar la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales.

15. Dotar de habilidades sociales y herramientas para prevenir la aparición de riesgos psicosociales.

http://www.transcamion.es/noticias.php/Informe-sobre-Salud-y-Siniestralidad-en-el-transporte-por-carretera.,-Tags-Transportes,-salud,-siniestralidad/114146

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Afiliación Gratis

Únete a Union y Fuerza como miembro y afiliado.